08 enero 2012

Publicidad en la Pista

Tenía algo abandonado en el blog al mundo del Atletismo, así con mayúsculas (es decir, la pista y derivados, el Track & Field). Aunque en estos momentos mi práctica deportiva está alejada del tartán, sigo relacionado desde el otro lado de la valla y este año colaboraré con la RFEA en algunas tareas secundarias, como lo llevo haciendo desde 2005. Es posible que sea la última temporada, así que habrá que disfrutarla.

2012 es año olímpico, con lo que eso significa para el Atletismo. Los focos estarán pendientes de este deporte mucho más de lo habitual. También es un año con una novedad importante en nuestro continente, por primera vez habrá en un mismo verano dos campeonatos de primer nivel, Campeonato de Europa y Juegos Olímpicos, así que veremos todo tipo de estrategias por parte de los atletas de primer nivel a la hora de planificar sus competiciones.

Los atletas profesionales, con el peor panorama comercial de las últimas dos décadas (excepto para las dos o tres máximas estrellas del deporte), necesitan rentabilizar al máximo posible esta temporada, donde si les van bien las cosas van a tener más exposición de lo habitual. Pero para ello siempre se han topado con un problema capital, las estrictas limitaciones de la IAAF (suavizadas todo lo posible por la RFEA en las competiciones de su ámbito) a la hora de permitir espacios publicitarios para sus patrocinadores en las competiciones.

El pasado miércoles, 4 de enero, la IAAF aprobó su reglamento publicitario para el año 2012 en el que por primera vez en muchísimo tiempo han aceptado una evolución de la normativa, modificando parcelas que permanecían prácticamente intocables desde la época del atletismo amateur de mediados del siglo pasado. En este documento podemos ver la nueva normativa, con los cambios sobre la anterior resaltados con líneas en el margen derecho. No es la panacea y la mayor parte de las reivindicaciones se quedan en el tintero, pero es una primera evolución en la dirección que reclaman atletas, agentes, organizadores y marcas deportivas, y ha generado por tanto cierto optimismo.

En USA, paraíso de la explotación comercial de cualquier elemento rentabilizable, y donde los deportistas no pueden vivir del dinero del Estado (como ocurre por ejemplo en España, aunque cada vez menos), muchos atletas se han estado moviendo bastante a nivel individual para sortear las dificultades y hemos visto movimientos novedosos en los últimos meses. Me refiero a la búsqueda de colaboraciones con empresas más allá del patrocinio tradicional de marcas deportivas. Hay más ejemplos, pero creo que estos cuatro pueden ser representativos.

1) El maratoniano Meb Keflezighi, subcampeón olímpico en Atenas (carrera que tuve la suerte de presenciar en vivo), ha sido el vehículo utilizado por la marca de calzado tradicional Skechers para entrar en el mundo del Atletismo. La asociación deportista / nuevo-campo-para-la-marca es total en este caso. Es una marca líder en USA, con más de 400 tiendas propias, conocida principalmente en los últimos tiempos por su línea "Shape-ups". Enhorabuena para Meb, con el que he compartido unos cuantos entrenamientos cuando vivía en Santa Mónica y él todavía era estudiante en UCLA. Este próximo fin de semana tendrá que ganarse su plaza olímpica en las calles de Houston.

Marca personal para Meb con sus nuevas zapatillas en el NYC Marathon 2011. Foto: Skechers

2) Lolo Jones, doble campeona mundial indoor de 60 metros vallas, cada vez está más activa con su sponsor Red Bull, que tiene una presencia habitualmente más frecuente en otro tipo de deportes. En febrero será portada de la revista Outside. No es la única atleta patrocinada por la marca (también lo son Alysia Montaño, Nelson Evora, Darya Klishina o Trey Hardee) pero es sin duda la más carismática y la que mejor ha construido su personaje en las redes sociales (su cuenta @lolojones en twitter es un perfecto ejemplo de cómo ganarse el cariño de la gente). Hace unos años tuve la ocasión de entrevistarla en el Estadio de Montjuïc a pie de pista y pude comprobar su simpatía en primera persona. Además dijo unas palabras en español para todo el Estadio, lo que generó una gran ovación.

Lolo Jones con camiseta de su patrocinador. Foto: Universal Sports (más fotos de la sesión haciendo click en la imagen)

3) Lauren Fleshman, séptima en los 5.000 metros del Cto. del Mundo de Daegu el pasado verano, ha montado su propia empresa de fabricación artesanal de barritas energéticas junto a su marido Jessee Thomas, triatleta profesional, y la también maratoniana Stephanie Rothstein. Habitualmente compite con un tatuaje temporal de su empresa para promocionarla, a pesar de que en el pasado maratón de Nueva York le obligaron a quitárselo antes de la salida por no cumplir la normativa IAAF (y yo me pregunto... ¿qué pasa con el resto de miles de participantes, muchos de ellos federados en sus respectivos países?... otro ejemplo de la dificultad en armonizar la regulación de un deporte en el que conviven tanto eventos reducidos para unos cuantos deportistas de élite como los campeonatos internacionales de pista, hasta eventos masivos de participación popular como cualquiera de los grandes maratones).

Lauren Fleshman con el tatuaje de su empresa. Foto: The New York Times

4) Más de tattoos. Nick Symmonds, 1:43.76 y 6º en los 800m en el Cto. del Mundo de Berlín, está en estos momentos subastando un tatuaje en su hombro izquierdo con el username de twitter del usuario (particular o empresa) que gane la subasta. Lo llevará toda la temporada 2012. Si queréis pujar podéis hacerlo aquí todavía, quedan en estos momentos algo más de 6 días para que finalicen las pujas y el precio de momento va por $3.350, menos que 10 inscripciones de extranjeros al Maratón de NY ;-). Cabe reseñar que esta iniciativa tampoco cumple la normativa IAAF (ni la antigua ni la nueva de este año, por violación de la norma 3.1.1.2) así que no podrá utilizarla en las grandes competiciones y espero que el que se lleve el gato al agua en la subasta sea consciente de ello porque si no problema habemus. Al tiempo.

Imaginad vuestro nombre de usuario ahí, todavía estáis a tiempo. Foto: Ebay

Como resumen, creo que es suficiente.

Pero sin embargo todas estas iniciativas individuales, a pesar del indudable mérito de los atletas o de sus agentes y de que pueden servir como benchmark para otras acciones similares por parte de otros atletas, no pueden ocultar la realidad: corren malos tiempos para el que quiera vivir de la práctica del Atletismo.

4 comentarios:

  1. Muchas gracias Pablo! No sabía nada de nada.

    Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo nos lo vamos a pasar este fin de semana con los Trials, Ferrán!!! ;-)

      Eliminar
  2. Buenísima entrada Pablo!
    Por cierto, corres el sábado el cross de tu universidad?
    Un abrazo!

    ResponderEliminar